SE GRADUARON LOS PRIMEROS 43 DIPLOMADOS DEL PAÍS EN ESTA MATERIA

Acto formal de cierre de la Diplomatura Universitaria en Pueblos Indígenas e Interculturalidad de la UNNE

El encuentro virtual de clausura de esta diplomatura contó con la presencia y participación de autoridades de la UNNE y docentes, colaboradores y estudiantes de la primera oferta académica de estas características que se dicta en la Argentina. Son 43 graduados indígenas y no indígenas que cursaron la diplomatura desde 2018.

 

Con la presencia de la rectora de la UNNE, Delfina Veiravé, el decano de la Facultad de Humanidades de la UNNE, Aldo Lineras y la coordinadora del Programa Pueblos Indígenas (PPI) de la UNNE, Laura Rosso se realizó el acto formal de cierre de la Diplomatura Universitaria en Pueblos Indígenas e Interculturalidad dictada por la UNNE, vía online.

“Si bien en marzo de 2020 se realizó la devolución de los trabajos finales a los cursantes de la diplomatura, aguardamos esperanzados a que mejore la situación sanitaria para hacer entrega presencial de los certificados, pero la pandemia no dio lugar, así que optamos por realizar el cierre simbólico institucional a través de la virtualidad”, dijo Laura Rosso.

La Diplomatura Universitaria en Pueblos Indígenas e Interculturalidad de la UNNE inició el dictado en 2018 con anclaje en la Facultad de Humanidades de la UNNE. Fue la primera oferta académica de Educación Superior en el país que abordó la cuestión de las comunidades indígenas e incluyó a sabios, maestros y referentes de los pueblos indígenas, dentro del plantel de docentes e investigadores. Profesores investigadores de la UNNE, pero además de UBA y UNTREF.

Son 43 alumnos los que completaron el cursado, 11 de ellos pertenecientes a
comunidades originarias de Chaco y Formosa.

La UNNE generadora de procesos educativos interculturales

Tras la presentación formal de los presentes, la coordinadora del encuentro virtual Rocío Cáceres fue dando pie a los referentes de la diplomatura para expresar sus ideas en este cierre. La primera en hacer uso de la palabra fue la profesora Teresa Artieda, quien manifestó contundente “este es un pequeño gran triunfo sobre el racismo y la discriminación… experiencias como éstas nos permiten validar y valorar lo propio y lo diferente, desde allí, la universidad, la Facultad, el PPI y la Diplomatura, conciben su entrega”.

“La universidad en este caso, se ha propuesto convocar lo diverso, no para anularlo en una homogeneidad que no existe, sino para conformar otro territorio donde se trabaje en común, desafiando el sistema de epistemes (conocimientos-creencias) colonizadoras”, subrayó la doctora Artieda.

Por su parte, la magíster Rosso planteó ante los presente la alegría del reencuentro, haciendo hincapié en las metas cumplidas a la vez que rescató las cuestiones más valoradas de la diplomatura, expresadas por los mismos cursantes “lo más valorado ha sido la presencia indígena quienes se han convertido dentro de la diplomatura en nuestros docentes” relató, parafraseando a una participante.
La coordinadora del PPI trajo al encuentro virtual otra reflexión de los cursantes sobre la diplomatura “fue una experiencia que mostró que la universidad puede ser de puertas abiertas y democráticamente inclusiva”…. “a esta idea yo le sumaría los siguientes conceptos –dijo Rosso en su cierre- una universidad comprometida con la región a la que pertenece y que es además, generadora de procesos educativos interculturales”.

A su turno, el decano de la Facultad de Humanidades reforzó la idea institucional de la Unidad Académica a la que representa “hay corazón y compromiso puestos en el acompañamiento a éstas propuestas académicas que permiten anclar el objetivo en la Facultad de Humanidades. Nos enorgullece como comunidad académica esta pertenencia con el desarrollo de esta Diplomatura y asumimos el desafío y el compromiso de integrar más saberes para encarar futuros nuevos retos”, subrayó Lineras.

La rectora de la UNNE por su parte, felicitó a autoridades, docentes y participantes de espacios curriculares involucrados en la diplomatura. “Esta diplomatura forma parte de una política institucional instaló hace un poco más de 10 años, con continuidad, con una visión integral de la complejidad que implica la construcción de un proceso de interculturalidad en el ámbito de la Educación Superior y de la universidad en particular”.
Veiravé reiteró en el final su compromiso para replicar el desarrollo de esta Diplomatura “creo que sería muy importante, así como pensar en nuevos proyectos para avanzar en procesos formativos que nos permitan tener muchas más voluntades, cabezas y conciencia acompañando estos procesos de cambio tan necesarios en la universidad”, fundamentó.

La participación orgánica de los indígenas dentro de la universidad

El doctor Daniel Mato, de la Universidad de Tres de Febrero, en su rol de docente y partícipe en el proceso de diseño de la Diplomatura Universitaria de Pueblos Indígenas de Interculturalidad de la UNNE celebró desde un lugar afectivo la realización de esta formación por ser pionera en el país “no hemos tenido nunca nada semejante; ha sido una experiencia muy importante y grata de poder compartir con compañeros y compañeras del diplomado. Valoró la importancia de esta iniciativa “que se suma a la propia existencia del PPI, que como todos sabemos -si bien hay cátedras libres y abiertas- no existe en el país ninguna formación de este tipo que cuente de manera orgánica con la participación de integrantes de los pueblos indígenas como parte de su consejo asesor y su cuerpo docente y que esto sea utilizado para impactar e incidir en el resto de la universidad y la comunidad”.

Se escucharon también las voces de docentes y participantes graduados de la diplomatura indígenas y de otros países de latinoamericanos. Todos celebraron el espacio universitario de aprendizaje agradeciendo las metodologías incorporadas y las experiencias transferidas por los sabios, maestros y referentes de los pueblos indígenas. Dijo Zoraida González de la comunidad Qom al respecto “hoy nuestras luchas no son cuerpo a cuerpo como en el tiempo en el que nuestras comunidades defendían sus territorios; hoy nuestra lucha es para poder insertarnos en la sociedad como personas pensantes e idóneas pertenecientes a las comunidades indígenas de la región, que buscamos formarnos y educarnos para sacar adelante a nuestro pueblo”, expresó Zoraida González de la comunidad Qom de Chaco.

Deja un comentario