Llegan las semifinales de Champions League con todo en el aire

La competición más prestigiosa en el mundo del fútbol está llegando al evento más esperado: la final. Tan solo quedan cuatro equipos en todo el continente europeo que tendrán la posibilidad de levantar el ansiado trofeo: Manchester City, Paris Saint-Germain, Real Madrid y Chelsea. Las plantillas de estos clubes tienen muchísima calidad y será difícil pronosticar cuál será el último ganador, pero hay una realidad evidente: dos de ellos tienen la oportunidad de registrar por primera vez su nombre como campeones.

Una mitad con plus de motivación

Pese a que no tiene importancia en lo deportivo, el pasado puede llegar a ser influyente en el aspecto mental de los jugadores. Sobre todo cuando hay algunos hechos que pueden ser históricos. Así, Paris Saint-Germain y Manchester City cuentan con un añadido en la lista de motivos por los que luchar hasta el final: aún no han podido tener en sus vitrinas la Copa de Europa, algo que sí han logrado tanto Real Madrid, club más laureado de la competición, como Chelsea.

De hecho, el conjunto francés tiene una espina clavada: el año pasado llegó a la final de la Champions League, pero el Bayern Múnich fue el ganador, por lo que la eliminación supuso un duro palo que aún recuerdan en la actualidad. Sin embargo, pudieron conseguir su propia venganza, pues fue el equipo dirigido por Pochettino quien eliminó a los alemanes en la presente edición.

Ahora, tendrán que verse las caras con el Manchester City, otro club que aún no forma parte de la larga lista de campeones. El duelo es tan grande que no se sabe quién tiene más opciones. Según William Hill, el equipo de Guardiola es el favorito para llevarse el trofeo, aunque deberá pelear duro para resistir al ataque de Mbappé y todos sus compañeros. El fútbol que practica el PSG es algo distinto al del City, pues se enfrentan el estilo directo contra la preferencia por el pase y el control. 

En la otra cara de la moneda se encuentran Real Madrid y Chelsea. Dos clubes que no están acostumbrados a enfrentarse entre sí, ya que la última vez que lo hicieron fue en el año 1998. Por entonces, disputaron la final de la Supercopa de Europa, donde el Chelsea acabó ganando por 1-0, haciéndose con la copa. Desde ahí, no se han vuelto a ver en partido oficial, ya que sí lo han hecho en competiciones de pretemporada como la International Champions Cup.

Los madridistas son el referente en cuanto a palmarés. Ostentan el mayor número de ediciones ganadas con 13 títulos en su museo y lucharán por batir a los de Londres. De hecho, fueron capaces de pasar por encima del Liverpool, por lo que ya tienen experiencia con equipos ingleses. Sin embargo, la temporada pasada tuvo un mal desenlace para el Real Madrid de manos de un conjunto inglés, ya que el Manchester City lo eliminó. Este año, tanto el City como el Madrid han logrado avanzar en la competición hasta las semifinales y quién sabe si podrán ganar la copa, o bien lo harán PSG o Chelsea. Todo está en el aire.

Deja un comentario