TEDEUM: LA IGLESIA PIDIÓ «PRUDENCIA» A LAS AUTORIDADES PARA «VIVIR EN PAZ Y PROSPERIDAD»

Enviar mensajes, videos, reclamos al 3644404921 – 3644405972.

Comunícate a la radio al 3644688080. –

Como cada 25 de Mayo, el cardenal primado de Argentina encabezó la tradicional ceremonia de la que también participaron el presidente Alberto Fernández, ministros y otros referentes.

El cardenal primado de Argentina y arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, encabezó este miércoles el Tedeum del 25 de Mayo, que se realizó en la Catedral Metropolitana y, como es costumbre, contó con la participación del presidente Alberto Fernández, quien estuvo acompañado por varios ministros y por Sergio Massa.

En ese escenario, Poli brindó un mensaje en el que se refirió al contexto nacional actual y la «prudencia» de las autoridades y la «honestidad» de los ciudadanos para así poder «vivir en paz y prosperidad«.

«Señor, atiende nuestros ruegos por la Patria, para que la prudencia de sus autoridades y la honestidad de sus ciudadanos robustezcan la concordia y la justicia y podamos vivir en paz y prosperidad«, inició la homilía.

Poli afirmó que Argentina es «tierra bendita del pan«, por lo que «cuando éste falta en tantas familias es cuando más tenemos que pensar en nuestro prójimo y sus necesidades básicas: educación, salud, justicia«.

«Hay un mañana esperanzador si no renunciamos a los valores auténticos que nos vienen del pasado; siempre habrá destino si somos capaces de renunciar a nosotros mismos por algo que está más allá de nosotros mismos. Cuando pensamos en los demás antes que en nosotros, el Dios de la constitución actúa en forma soberana«, agregó el arzobispo.

Mario Poli marcó que «la democracia da lugar a la fraternidad pero también requiere de la ética, la bondad y la solidaridad, la honestidad, el diálogo siempre beneficioso para el acuerdo y el compromiso por el bien común de todos«. Y agregó: «Sin estos valores que dan fundamento a la vida social surge el enfrentamiento entre hermanos, de unos con otros, para preservar sus propios intereses«.

«No nos cansemos de promover el bien, la justicia, la paz«, pidió.

«Padre bueno, que llamaste hijos tuyos a los que trabajan por la concordia, concédenos a todos los argentinos la gracia de procurar sin cesar aquella justicia que la única garantía de la paz sólida y verdadera«, expresó.

Alberto Fernández antes había llegado a la Catedral caminando junto a sus ministros, en lo que se leyó como una señal de unidad al estar en primera fila el camporista Eduardo Wado De Pedro junto a los funcionarios del riñón presidencial y Sergio Massa.

Allí tomó contacto con la prensa y pidió «más unidad que nunca«. Además, lanzó también que «primero está la gente«, una frase que será el nuevo slogan del gobierno nacional.

«Es un tiempo muy difícil en el mundo. Después de una pandemia que tanto dolor nos trajo, nos somete a una guerra cruenta que nadie hubiera querido. Tenemos que trabajar por la paz: voy a seguir trabajando, a donde vaya, para pedir por la paz en el mundo. Es un tiempo de reencuentro y no nos podemos dar el permiso de someter a la humanidad a más daño y más dificultades«, expresó Fernández.

Deja un comentario