PREOCUPAN LOS BROTES EN VARIAS CIUDADES DEL INTERIOR DE CORRIENTES

El Ministerio de Salud resolvió profundizar acciones de control de focos en Virasoro, localidad en la que casi se triplicaron los casos en sólo dos días. Esquina y Cruruzú Cuatiá volvieron a fase 3 y analizan con suspender las clases presenciales.

La pandemia de coronavirus no da tregua y la segunda ola pasó a ser motivo de preocupación no sólo por lo que ocurre en países limítrofes como Brasil y Paraguay, sino también fronteras adentros de la Argentina como algunas en algunas ciudades del interior de Corrientes. El fin de semana, la provincia vecina batió el récords de contagios en un día con más de 300 casos, situación inédita desde el inicio de la pandemia, en marzo del 2020. Si bien en la capital la curva se mantiene estable, en torno a los 100 casos, en algunas localidades del interior se desplegaron acciones en busca de controlar focos complicados.

Entre las ciudades más afectadas se encuentran Esquina, ubicada al sur de la provincia sobre la costa del Paraná y la Curuzú Cuatiá, en el centro del territorio correntino. Pero esta semana, los esfuerzos se pusieron también en Virasoro, una localidad relativamente pequeña, cercana a Ituzaingó, lugar donde se detectó la “cepa de Manaos”, importada desde Brasil.

Según consigna el diario El Litoral, el Ministerio de Salud de Corrientes informó Virasoro comenzó a ser monitoreada por el Comité de Crisis de la Provincia, debido a un repunte de casos de coronavirus.

Este martes fueron reportados 61 casos de coronavirus en esa comuna, mientras que el lunes fueron 13 los casos nuevos registrados allí. Por el crecimiento de los casos activos, equipos de la Dirección General de Epidemiología comenzaron a trabajar en el refuerzo de las estrategias para cortar con la cadena de transmisión y controlar la situación, comunicó este martes el Ministerio de Salud Pública.

Desde la semana pasada,  los equipos trabajan en Esquina y en Curuzú Cuatiá, que permanecen en fase 3, al punto que el intendente esquinense solicitó formalmente que se suspendan las clases presenciales en los establecimientos escolares.

“Estamos recorriendo nuevamente estas localidades que están atravesando brotes», explicó  la directora general de Epidemiología, Angelina Bobadilla. «El trabajo es profundizar las investigaciones epidemiológicas, revisando caso por caso, también verificar los protocolos y los aislamientos”,  dijo la directora general de Epidemiología. En cuanto a la estrategia epidemiológica, Bobadilla precisó que se basa en «la búsqueda activa de casos, disponer aislamientos y así cortar con la cadena de transmisión del virus”.

Fuente: El Litoral

Deja un comentario