PREOCUPACIÓN EN LA SALUD PRIVADA POR EL PEDIDO DE CFK: “SE DESFINANCIÓ EL SISTEMA PARA PROVOCAR LA NECESIDAD DE UN CAMBIO”

Días atrás Cristina Fernández pidió “repensar el sistema de salud” para “integrar” lo “público, lo privado y las obras sociales” y, si bien desde el Ejecutivo nacional descartaron que haya en carpeta una reforma de fondo, el sector privado se mostró en alerta y advirtió que detrás de la propuesta de la vicepresidente se “esconden objetivos muy políticos”.

Como a nivel nacional, en Chaco también se elevó la preocupación y la inquietud por conocer los objetivos y los detalles del pedido de la mandataria y principal referente política de uno de los mayores espacios políticos.

Consultado por Diario Chaco, el presidente de la Asociación de Clínicas y Sanatorios de Chaco (Aclysa), Armando Frangioli, expresó su preocupación y alertó: “Están intentando hacer cambios que creemos que esconden detrás otras verdades que no las conocemos”.

Frangioli planteó que en la provincia “los sistemas de salud están, de alguna manera, integrados e interactúan, pero con responsabilidades distintas. En Chaco es un hecho en la realidad y, por eso, nos sorprende que estén planteando un cambio sin blanquear los objetivos”, sostuvo.

Detrás de este discurso hay una pretensión de asumir el manejo de una gran caja económica

Para el titular de Aclysa, “detrás de este discurso hay una pretensión de asumir el manejo de una gran caja económica, concentrar todos esos recursos como están los de PAMI y administrarlos con un objetivo muy político”.

“Se viene desfinanciando el sistema y eso no se ha corregido intencionalmente para provocar, frente al ahogo económico, la necesidad de un cambio”, sostuvo y aseguró que en la provincia no se han dado conversaciones en ese sentido: “Nos preocupa no haber participado, no haber tenido la posibilidad de dar nuestra propuesta de qué queremos cambiar”.

Bajo el contexto de una pandemia que incrementó las responsabilidades del sistema sanitario, Frangioli entendió que el Estado “ha dejado que gastos hayan crecido de forma exponencial sin tomar ninguna medida restrictiva, como fue con el costo de los medicamentos y de los insumos. Sin embargo, no se ha permitido que otros crezcan y acompañen el crecimiento de la inflación.

“Hoy,  la seguridad social reconoce valores muy atrasados y el perjudicado siempre en este efecto es el recurso humano, tanto el que trabaja en un sanatorio como el que trabaja en un hospital”, señaló.

Consultado sobre si el sector ha tratado de manera formal la interacción de los sistemas, aseguró que no se conocen “ni las ideas, ni el porqué quieren cambiarlo. Al contrario, lo único que hemos recibidos fueron negativas a buscarle la salida al financiamiento de nueva aparatología, a pedir créditos para comprar respiradores y atender mejor a la gente en esta pandemia”.

En ese sentido, Frangioli señaló que espera “un sinceramiento del sector público” y saber “qué es lo que quieren, participar y discutir como tendrían que ser con todas las leyes. No saliendo a hacer un discurso y tener todo armado un sistema para forzarlo a entrar”.

“Estamos todos quebrados”

Sobre la financiación del sistema privado, el presidente del organismo que nuclea a clínicas y sanatorio de la provincia expuso que fue desigual respecto del  público y alertó: “Estamos todos quebrados, esperando los aportes que nos hace el Gobierno de los planes de colaboración”.

“La Salud tuvo que seguir trabajando, con las puertas abiertas días y noches, y aumentando los costos que nos generó la pandemia, y todo esto no se registró o no tuvo la contraprestación de los incrementos en la atención. El sector público ha recibido incrementos de insumos, mejoras de instrumental y nosotros no hemos tenido nada por parte del Estado en ese sentido y estamos atendiendo COVID de las mismas manera y forma”, aseveró.

Deja un comentario