FUERTE DENUNCIA A POLICÍAS DE SÁENZ PEÑA QUE AGARRARON DEL CUELLO A UN DELIVERY, LO ARROJARON AL PISO Y LO GOLPEARON

En la noche del sábado, un policía de Sáenz Peña perteneciente a la división Caminera agarró del cuello a un delivery, lo arrojó al piso y con su compañero lo golpearon a patadas. También rompieron su vehículo. El momento quedó registrado por las cámaras de seguridad y ahora uno de los agentes afronta una denuncia penal por abuso de autoridad.

A través de redes sociales viralizaron una denuncia pública a un agente de la Policía Caminera de Sáenz Peña. Aseguran que un delivery fue agredido en la noche del sábado, cuando efectivos de la división policial detuvieron el paso del hombre en Avenida 2 esquina 1, a dos cuadras de su lugar de trabajo.

Según relataron, el efectivo en motocicleta le pidió al delivery que se haga a un costado con la moto y luego, sin razón aparente, lo tomó del cuello por detrás y lo tumbó al piso. La motocicleta fue dañada.

Y es que la veracidad del hecho toma fuerza debido a las cámaras de seguridad de un comercio de la zona, que filmó el momento justo.

El efectivo fue identificado como «D.A.D», y es acusado de abuso de autoridad y de patear al delivery en la cara, en el estómago y luego con sus puños sobre las costillas.

Como el joven no regresó a su lugar de trabajo, los responsables del local se preocuparon y salieron a buscarlo para luego encontrarlo en el lugar donde se estaba llevando a cabo el operativo. Según afirmaron, se encontraba golpeado, esposado y con su moto destrozada con plásticos y asiento rotos.

«No nos quisieron explicar el motivo de la detención y se negaron a identificarse. Con el auto seguimos a la patrulla de la Caminera hasta su dependencia ubicada en calle 21 y esquina 8. Al bajar la motocicleta de la camioneta, la volvieron a tirar, terminando de romper los plásticos. Al joven lo arrastraron hasta una oficina», explicaron los dueños del comercio donde el joven es empleado.

También expresaron que jamás les fue notificado la razón de detención, y que ante los continuos pedidos de identificación de los agentes, siempre se negaron.

A todo esto se le suma la presencia de dos mujeres que arribaron a la dependencia de la Policía Caminera para presentarse como testigos del abuso, ya que habrían observado toda la situación.

Tras una hora demorado, el delivery lesionado fue trasladado hasta la Comisaría Primera. Momentos más tarde les confirmaron que la detención se produjo porque el joven no quiso acompañar a los efectivos a un control rutinario que se encontraba cinco cuadras más adelante.

«De manera arbitraria lo quisieron llevar pero en ningún momento se lo permitieron ya que cuando se estacionó sobre el cordón de la calle 2 esquina 1 ya lo tumbaron», comentaron los dueños del local.

Además, la Policía comunicó que fue detenido por incumplimiento del Decreto Nacional que inhabilita la circulación después de las 00. Esto es contradictorio, ya que los trabajadores de delivery tienen permiso exlusivo hasta horas más tarde. «Todos sabemos que en nuestra ciudad se circula con total normalidad y más en horario laboral», apoyaron los empleadores.

Según señalaron, la denuncia penal ya fue realizada, pero también quisieron escrachar el accionar policial: «Estamos realizando una denuncia pública en las redes sociales. No queremos violentos en las fuerzas y mucho menos en las calles de Sáenz Peña. Un policía abusivo es un peligro para la sociedad en general, lo hacemos público ya que en plena democracia todos se encubren y es muy difícil lidiar con esta situación».

Deja un comentario