EL INTENDENTE DE ROJAS DENUNCIÓ AL JUEZ QUE DESESTIMÓ LAS DENUNCIAS DE ÚRSULA

Pide que se investigue si cometió un delito al no prestar atención a las denuncias de la joven.

El intendente de Rojas, Claudio Rossi, denunció este viernes al juez de paz de esa localidad bonaerense, Luciano Callegari, para que «se investigue si se ha cometido un ilícito», en el modo en que el magistrado llevó adelante las sucesivas denuncias por amenazas de muerte y violencia de género que Úrsula Bahillo presentó, antes de ser víctima de un femicidio.

Úrsula, de 18 años, fue asesinada a puñaladas el lunes pasado por su ex novio, un oficial de la Bonaerense llamado Matías Martínez. El hombre tenía 18 denuncias por violencia de género, varias presentadas por la adolescente desde el 9 de enero de 2021, pero recién el 8 de febrero el juez Callegari dio la orden de que se le otorgara un botón antipánico y custodia policial.

Rossi denunció penalmente a Callegari ante la fiscalía del departamento Judicial Junín «sin perjuicio de la probable promoción de un juicio político», informó el sitio Hoy Rojas.

En su presentación el funcionario detalló las veces en que Úrsula y su familia denunciaron a Martínez: la primera fue el 9 de enero, cuando el juez de paz impuso una orden de restricción por 30 días y cese de hostigamiento por seis meses.

Luego siguieron las denuncias correspondientes por el atropello de la joven, a quien Martínez embistió con su auto cuando iba en moto, y otras instancias de violencia, hasta la más reciente, el 6 de febrero de 2021, cuando Úrsula se presentó de madrugada en la Comisaría de la Mujer de Rojas para informar que el policía la había acosado en un bar.

Según el relato de Rossi, Callegari recibió «de modo electrónico» la denuncia de Úrsula a las 8.00 del sábado 6, pero «recién remitió las comunicaciones sobre lo resuelto; a la Municipalidad de Rojas, el lunes 8 de febrero a las 14.16», lo que implica una dilación innecesaria en la obtención de la custodia policial y el botón antipánico.

Deja un comentario