SAMURAI SHODOWN PONE UN PIE EN LA NUEVA GENERACIÓN DE CONSOLAS Y SE JUEGA COMO NUNCA

La mítica saga de combate con espadas renació en PC, PlayStation 4 y Xbox One, pero encuentra un mejor hogar en la nueva generación

SNK es la empresa nipona responsable de franquicias que han hecho historia desde los salones de arcade y que han trascendido en la cultura popular, con juegos que incluso reciben nuevas ediciones al día de hoy. Entre la enorme cantidad de exponentes que generaron, podemos nombrar a Art of FightingFatal Fury, el insuperable King of Fighters y el que nos ocupa, que puede no haber tenido el reconocimiento que merecía, pero que igual se hizo nombre entre el panteón de las leyendas: Samurai Shodown.

A fuerza de un apartado técnico envidiable, personajes singulares y muy atractivos, el detalle de combatir con espadas y el encare metódico de los combates, Samurai Shodown no tardó en convertirse en material de mito. Recibió varias secuelas y también versiones para las consolas hogareñas como Neo Geo o Super Nintendo; y aunque tuvo entregas hasta en PlayStation 3 y Xbox 360, lo concreto es que hubo una pausa extendida que muchos de los seguidores entendieron como un adiós definitivo. No fue así exactamente.

SNK se aventuró en revitalizar sus franquicias míticas experimentando con nuevas perspectivas para dar vida a sus títulos, inspirándose en lo que fue el reboot de otra leyenda, Street Fighter, con Street Fighter IV: un juego en lo que se conoce como “2.5 D”, es decir, entornos y personajes poligonales, pero con una acción en vista lateral como los juegos de antaño. El primero en recibir el tratamiento de belleza fue The King of Fighters XIV, no sólo desde lo estético sino también desde las mecánicas. No fue del todo bien recibido en un principio, pero los juegos que lo sucedieron sí lo fueron.

Y así es que llegó el turno de Samurai Shodown, cuyo lanzamiento se produjo durante el año pasado para PC, PlayStation 4, Xbox One y Nintendo Switch. Esta nueva versión, esperadísima por los fans y la comunidad de los fighting games por igual, traía de regreso el colorido repertorio de personajes que hicieron historia, sumando también nuevas caras y lo más importante, siendo fiel al estilo que supo caracterizar a la serie como un juego único desde lo jugable.

Samurai Shodown es un juego de combates con espadas ambientado en el siglo XVII en Japón. Hay espadas, pero también katanas, dagas, lanzas o cualquier objeto cortante que posean los personajes: una suerte de precursor de Soul Edge. En él encontraremos personajes que poseen técnicas distintas y aunque existe la posibilidad de emplear movimientos especiales, en Samurai Shodown nos encontramos con un combate basado íntegramente en la lectura del rival y el aprovechamiento del espacio, a través de golpes medios regulares. En la jerga de los juegos de lucha, esto se llama “footsies”: que es medir al rival y combatir mediante golpes básicos de media distancia.

Se dice que quien domina esta técnica puede jugar a cualquier juego de peleas relativamente bien. Los buenos juegos de pelea son los que tienen buenos footsies, y Samurai Shodown es una oda a esta técnica. Por esto es que los combates redundan en situaciones de tensión en donde un katanazo bien asestado al rival puede dar vuelta una historia que parece perdida; un juego donde el balance lo es todo, la templanza, los reflejos, la habilidad. En cuanto a las ventas ha tenido un buen desempeño, pero su mayor logro es habérselas ingeniado para congregar una comunidad apasionada que ya ha dejado grandes momentos inmortalizados, en tiempos donde los torneos presenciales todavía eran posibles.

Así es que a poco menos de dos años de aquel lanzamiento exitoso, Samurai Shodown vuelve a ser noticia y a renovar los bríos combativos gracias a la actualización de nueva generación que recibió el pasado 16 de marzo, de momento, para Xbox Series S y X. Con esta actualización, el juego de SNK puede mostrarse a unos vertiginosos 120 cuadros por segundo en Xbox Series X: tal vez la forma definitiva de jugar a este título, si es que tu monitor o TV puede mostrarlo, desde luego. Además de esto, vamos a encontrar al soberbio apartado visual del juego ahora en una resolución 4K manteniendo una tasa estable de 60 cuadros por segundo que ya estaba presente en el original.

También se lanza la Special Edition de Samurai Shodown, que incluye los contenidos descargables de la primera temporada del juego. Para aquellos que ya posean el primer Samurai Shodown, recibirán la actualización de manera gratuita gracias al sistema de Smart Delivery, propio de la plataforma Xbox. ¿Cómo se siente jugar Samurai Shodown con este nuevo nivel de calidad? Ya desde el vamos podíamos encontrar un juego en apariencia sencillo pero profundo en su propuesta, con una soberbia respuesta de control. Esto se mantiene inalterado con la actualización, salvo en el modo de 120 cuadros por segundo, donde todo responde todavía mejor.

Fuera de esto, es realmente impresionante ver a Samurai Shodown a resoluciones tan altas y moviéndose con tanta elegancia: algo que sin lugar a dudas era imposible en consolas de anterior generación. Por esto, si contamos con los requisitos técnicos para verlo en todo su esplendor, es una maravillosa ocasión para meterse con un juego de peleas único. ¿Qué sucede con PlayStation 5? De momento, no hay noticias respecto a una versión similar para la plataforma de Sony, aunque actualizaremos si esto ocurre. No queda más que recomendar Samurai Shodown en este formato: como está sucediendo con muchos juegos actualizados, encontramos lo más parecido a una versión definitiva de la experiencia.

Desarrolla: SNK

Distribuye: SNK

Fecha de lanzamiento: 16 de marzo de 2021

Plataformas: Xbox Series X/S

Versión analizada: Xbox Series X

Deja un comentario