RESCATAN A TRES MENORES QUE PRESENTABAN LESIONES, DESNUTRICIÓN Y SIGNOS DE MALTRATO INFANTIL

Fue luego de una denuncia que realizó la tía de los menores. Los tres niños de 2, 5 y 7 quedaron en resguardo con su abuela paterna.

En la División Violencia y Género de Presidencia Roque Sáenz Peña, una joven de 29 años, ama de casa con domicilio en el barrio San Cayetano de la ciudad termal, denunció a su ex cuñada por supuesto maltrato y abandono de sus sobrinos menores de edad.

Según denuncian, el pasado viernes una de las niñas fue chocada por una moto mientras intentaba cruzar la calle. Tras ver esta situación, la madre habría tomado a la pequeña y la habría llevado a su hogar. Una vez allí, fue el menor de 7 años quien fue violentado por no cuidar a su hermana. Con un botín, la madre comenzó a castigar al niño en su espalda, lo que le dejó varias marcas.

Luego y, según relatan, el menor cruzó a la casa de su tía -vive en frente- y le mostró los golpes que había recibido con el botín. Por esto, la familiar decidió llamar a la Unidad de Protección Integral (UPI), quienes se hicieron presentes en el lugar junto a efectivos de Comisaría Quinta. En conjunto, entrevistaron a la madre de los niños, quien se negó a mostrar a sus propios hijos para que los efectivos constaten si se encontraban en buen estado. Según afirman, entró en un estado de nerviosismo y violencia ante la presencia policial.

Por otro lado, la tía de los niños aseguró en la denuncia que esta no es la primera vez que los pequeños son maltratados y que ya teme por sus vidas.

Rescate de los menores

Tras la denuncia tomó intervención en persona el fiscal en turno, Cristian Arana. También lo acompañaron integrantes de la UPI, un ayudante fiscal y un médico forense. La División Investigaciones, a cargo del subcomisario Darío Romero, junto a la División Patrulla Preventiva, constataron que los menores presentaban lesiones, desnutrición y signos de maltrato infantil.

Por ello, el fiscal dispuso la detención de «A.S.H», de 31 años y madre de los niños con domicilio en el barrio San Cayetano.

En tanto, los pequeños fueron asistidos y puestos en resguardo con su abuela paterna.

Deja un comentario