¿CUÁLES SON LOS MEJORES PAÍSES PARA VIAJAR DE MOCHILERO?

No todos los destinos son muy buenos y amigables para realizar este tipo de aventura. A continuación, te contamos cuáles son los que sí valen la pena.

El mochilero se caracteriza por ser un tipo de viajero que lleva el mínimo equipaje posible para poder moverse sin dificultad y prácticamente sin ataduras. Por esto, no todos los lugares tienen las mismas condiciones para este tipo de viajeros.

De acuerdo a la infraestructura turística, el costo de vida, la inseguridad, la amabilidad de la gente y el interés cultural y paisajístico, estos son algunos de los mejores países del mundo para viajar de mochilero:

Tailandia

Tailandia es uno de los mejores países para comenzar la vida de mochilero. Se caracteriza por ser uno de los más completos en cuando a los requisitos de este tipo de viajes: completa infraestructura de transporte y alojamientos de todo tipo; relación calidad-precio en todo lo relacionado con el turismo; cultura, paisajes, grandes ciudades y fiestas.

Argentina

Argentina es uno de los lugares con mayores contrastes, tanto culturales como paisajísticos. Alterna destinos caracterizados por la naturaleza y grandes ciudades, cómo: la Patagonia, la cordillera andina, la Península de Valdés, Salta o los glaciares del Parque Nacional de los Glaciares.

Por otro lados, ciudades como Buenos Aires, Córdoba o Rosario tienen todo lo que necesita una gran ciudad. Sistema de transporte de larga distancia, vuelos internos y una gran red de hoteles a buen precio completan las prestaciones de uno de los mejores países del mundo para viajar de mochilero.

Nueva Zelanda

Nueva Zelanda es un paraíso natural con una gran red de campings y hostels para que sea el complemento perfecto con líneas de transporte y una infinidad de actividades organizadas al aire libre.

Además, es un gran lugar para conocer a otros mochileros y trabajar para sacar algo de dinero y continuar viajando.

Irlanda

En Europa también hay países perfectos para viajar con la mochila: Irlanda es uno de ellos. Dublín está repleto de alojamientos con gente joven de todo el mundo, música, cultura y muchas cosas más, es el lugar ideal para comenzar una aventura.

La costa oeste irlandesa es dramática, abrupta y espectacular, con lugares como Donegal, los acantilados de Moher, el parque nacional de Connemara o la península de Dingle. Lugares donde la gente recibe a los viajeros con una hospitalidad innata.

Mozambique

Mozambique es un país poco visitado por los turistas extranjeros, por lo que que la gente local es extremadamente amistosa y hospitalaria con los que deciden hacerlo.

Moverse por él exige una gran paciencia, pero la recompensa, tanto en paisajes como cultura, sobrepasa cualquier sacrificio. Uno de los países más auténticos del sur de África.

Laos

Laos es un destino del sudeste asiático que se mantiene en un anonimato que lo convierte en un destino perfecto. Con zonas selváticas, como Luang Nam Tha, ciudades repletas de templos, como Luang Prabang, y aldeas auténticas dispersas por todo el país, Laos ofrece una experiencia inmersiva a bajo precio. Además, es un país muy seguro para todo tipo de viajeros.

Guatemala

Incrustado entre Norteamérica y Sudamérica, Guatemala es una nación que posee una gran riqueza histórica, cultural, paisajística y gastronómica. Muchos mochileros norteamericanos pasan varios meses allí, aprendiendo español en lugares como los pueblos de las orillas del gran lago Atitlán.

Selvas, volcanes, ciudades prehispánicas y coloniales, y un mestizaje cultural y religioso poderosamente llamativo, complementan a la perfección los bajos precios, la seguridad y la buena oferta de transporte y alojamiento.

Nepal

Nepal es el destino por excelencia para aquellos mochileros que aman la naturaleza y las montañas. Un lugar en el que el concepto “mochilero” alcanza su máxima expresión, ya que la mayoría de viajeros visitan el país para alternar las visitas a los templos con las caminatas por algunas de las montañas más espectaculares del planeta.

España

España ofrece todo lo que puede ansiar un mochilero: alojamiento a precios baratos y de calidad; variedad paisajística y cultural; gente amable; y unas infraestructuras de transporte de primer nivel.

Cada año, millones de personas llegan al con ganas de vivir aventuras y experiencias que puedan recordar para siempre.

Deja un comentario