ALFREDO GONZÁLEZ, EL CHAQUEÑO QUE LLEGÓ A LA PRESIDENCIA DE CAME: «ES UN ORGULLO POSICIONAR EN UN NIVEL DISTINTO A LA DIRIGENCIA PROVINCIAL»

El pasado 19 de agosto, tras una asamblea general de 300 entidades pymes asociadas de todo el país, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), eligió como nuevo presidente al empresario chaqueño Alfredo González.
Alfredo nació y se crio en el barrio Villa Libertad, pero la mayor parte su tiempo la transcurrió en el Atlético Regional, club que preside actualmente. Es que, según nos cuenta en una entrevista que comenzó en las tribunas de la cancha y culminó en el Parque Industrial de Puerto Tirol, siguió los dichos de su madre: “Donde uno pasa tiene que dejar algo de huella buena”.

Y así fue: actualmente Alfredo es, además, representante de la Federación Económica del Chaco (FECHACO), propietario de Centroficina y vicepresidente de la Bolsa de Comercio de Chaco (BCCH). Pero es, ante todo, un apasionado del fútbol y amante por las cosas simples: el campo, los animales, la madera, la buena comida, el vino y la gente.
El club, confiesa, “es lo más grande”, incluso reconociendo el lugar “importantísimo” en el que se encuentra al representar a las pymes de todo el país algo que considera “un orgullo, un desafío y una responsabilidad enorme”, pero Regional es “emocionalmente mi lugar”, afirma.
Es la primera vez que un chaqueño asume el mayor cargo de la organización gremial más representativa de las Pymes y es algo que Alfredo lo reconoce y valora: “de que hoy un chaqueño sea presidente de la entidad más fuerte representativa pyme en la Argentina es un mensaje que estamos dando desde la dirigencia y espero que se siga dando a través del sector político también se necesita mucha humildad, se necesita mucho territorio, que los políticos trabajen en el territorio”.
“Nosotros, los dirigentes de Chaco, nos sentábamos en la mesa directiva de CAME y en todo momento llevábamos alternativas, acciones de negocios y gestiones gremiales empresarias que favorecían no solo a nuestra provincia sino a todo el país, las que fueron reconocidas por nuestros colegas a nivel nacional y la preponderancia de siempre llevar gestiones y nunca ir a capital federal a sentarme y decir ‘nosotros somos pobres, necesitamos que nos ayuden’.Eso fue la labor que me llevó a ser presidente de CAME hoy, que tuviera la confianza de esos 300 dirigentes de todo el país y estar al frente de una entidad realmente representativa y que en lo personal es un orgullo, pero yo creo que también para la provincia para poder posicionar en un nivel distinto a la dirigencia provincial”, cuenta Alfredo.
P: -Te tocó asumir este cargo, en el que justamente debes representar a las empresas en un momento crítico, teniendo en cuenta la salida paulatina de la pandemia, ¿cómo la enfrentas día a día?
R: -Estamos continuamente articulando políticas activas para llevar beneficios al sector. Ese diálogo en el último tiempo se complicó un poco y ahora nuevamente con esta gestión se está retomando con el gobierno nacional y se están generando muchas acciones y gestiones que se van a llevar adelante, algunas ya fueron muy claras. El decreto presidencial de la compatibilidad del trabajo registrado con los planes sociales en el sector de economía regional es algo muy importante.
P: -¿Cuál es la situación la situación real de las pymes hoy en día?
R: -Hoy la situación es de supervivencia, netamente es de supervivencia. En algunos rubros en particular se están generando nuevas acciones y con posibilidades ciertas de implementarse o de inversión. En el caso de la industria pyme que en ningún momento dejó de trabajar vemos un crecimiento en porcentaje bastante relativo y positivo inclusive superando lo que fue el 2019 que fue un año prepandémico pero realmente muy malo en los números también, eso también anima un poco y da un poco de esperanza pero estamos en esta etapa donde todavía se necesita tener el apoyo del Estado Nacional en muchas herramientas. Algo que se le pide al Gobierno, justamente, es el trabajo en la macroeconomía, la inestabilidad en la macroeconomía hace que nos lleve puesto a toda la microeconomía.
P: -En la presentación del Presupuesto el Gobernador planteó la idea de desarrollar 20 cadenas de valor en la provincia. ¿Qué le parece eso y qué perspectivas tiene?
R: -Hemos tenido distintas ayudas de parte del Estado provincial, ya sea a nivel de impuesto y a nivel de financiamiento y esta batería de acciones que largó la semana pasada, esta semana el gobernador, lo vemos con buenos ojos y esperemos que puedan llegar a todas las empresas pymes de Chaco y principalmente a las micro pequeñas empresas. Vivimos en una provincia muy complicada como todas las de argentina, pero en el Norte es muy complicado y estamos a mil kilómetros del puerto. Tenemos que seguir trabajando fuertemente para que esas asimetrías reales no existan tan profundamente como lo existe hoy, tenemos que descentralizar el país y desde CAME lo hacemos y lo ejecutamos.
P: -En la reunión con Claudio Moroni, ministro de Trabajo de Nación, ¿cuáles fueron las propuestas de CAME y cómo fue la receptividad del Gobierno?
R: -A través de los dirigentes gremiales pudimos trabajar y se sacó un decreto donde hay beneficios fiscales para los que tomamos nuevos empleos pero solamente para dos sectores, industria y agroindustria, se le pidió, que se pudiera ampliar justamente estos beneficios de aportes patronales también para otros rubros por ejemplo el comercio y servicio por lo menos para el Norte Grande y poder volver a resurgir aquel artículo 814 que nos han sacado justamente en el gobierno anterior, que realmente era un beneficio fiscal que teníamos todas las provincias del Norte.
P: -En un futuro inmediato, ¿cómo ves la situación con esta salida, con las políticas que se están llevando adelante?
R: -La esperanza del empresario pyme argentino, pero aún más del empresario del norte, es realmente … y la versatilidad que tenemos ¿no?, la resiliencia a los cambios, la resiliencia continua que se tuvo, el poder de estar reconvirtiéndose. Cuántas empresas micro y pequeñas se han reconvertido en este tiempo. La esperanza está muy atada a dos situaciones. Una la situación sanitaria que gracias a Dios se está dando bien y la otra es esperanza de que el gobierno nacional tenga la sapiencia para poder llevar adelante y corregir esta macroeconomía que realmente nos hace que vivamos este proceso inflacionario que nos lleva puesto a la microeconomía.

Deja un comentario