EL PRESO QUE DENUNCIÓ QUE LO GOLPEARON CAMBIÓ SU VERSIÓN: DICE QUE ES MENTIRA Y CULPÓ AL POLICÍA DETENIDO

Este sábado se conoció un video en el que un preso afirmaba haber sido golpeado por policías ya que no quiso apuñalar a un efectivo detenido. Pero luego el supuesto agredido hizo una denuncia formal en la que cambió su propia versión y terminó culpando a su compañero de celda, un policía preso por abuso sexual de un menor de edad.
E.P.V., un joven de 23 años, afirmó en un video que se viralizó que había recibido una golpiza por parte de policías por haberse negado a apuñalar a L.E.B., otro agente de la fuerza que se encuentra detenido por el supuesto abuso sexual de un menor de 16 años.
Pero luego al realizar la denuncia formal E.P.V. cambió la versión, dijo que todo era “falso” y que justamente fue ideado por L.E.B., compañero de celda. La idea de este última era “realizar falsas acusaciones contra el personal policial del 911 y de la Comisaría Tercera”.
La relación entre ambos es de corta data. E.P.V. llegó a la comisaría 3ª de Sáenz Peña el miércoles cerca de las 23:30. Estuvo alojado solo en una celda hasta el jueves a las 18, cuando llegó L.E.B. desde Puerto Vilelas.
Dijo entonces E.P.V. que “desde el momento en que ingresó le propuso ponerse de acuerdo para realizar falsas acusaciones como ser que denuncia a un oficial que le pegó cuando fue detenido, y que lo agreda dentro de la celda para simular un ataque contra su integridad y así poder conseguir su traslado a Vilelas”.
El muchacho afirmó que ahora estaría diciendo la verdad “para evitar tener más inconvenientes y complicaciones en su proceso”.
Cabe remarcar además que según datos recabados por Diario Chaco, E.P.V. está preso por haberse atrincherado en su casa junto a su esposa y su hija, además de amenzar con agredirlas y resistirse a ser detenido. De esos forcejeos serían las lesiones que muestra en el video.
La Fiscalía N° 1, a cargo de Cristian Arana, es la que lleva la investigación del caso y analiza las medidas a seguir.
Cuando aún no había denuncia de E.P.V., el propio L.E.B. (policía acusado de abuso sexual) sí había denunciado la supuesta golpiza a su compañero de celda. “Cuando arribé a esta comisaría me alojaron en una celda donde me encontraba con otro detenido de quien solo sé que el apellido es Escobar. Con él empecé a compartir charlas y me preguntaba si yo era “cana”, pero yo no le respondía”.
Y agregó: “Luego me comenzó a contar que el día que lo detuvieron lo llevaron al 911 donde le dijeron que iba a venir un policía de esta comisaría y que él tenía que pegarle una puñalada porque había tenido problemas con un comisario”.
Cabe remarcar que el Órgano de Control Institucional (OCI) ya se encuentra interviniendo en el caso y realizando todas las investigaciones pertinentes para dilucidar qué pasó efectivamente en la Comisaría 3ª de Sáenz Peña.

Deja un comentario