EL NOBEL DE LA PAZ FUE PARA DOS PERIODISTAS, POR SU LUCHA EN POS DE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Este viernes, los periodistas Maria Ressa, de Filipinas y Dimitri Muratov, de Rusia, fueron galardonados con el premio Nobel de la Paz por su trabajo en pos de la libertad de expresión, mientras intentaban sostener los medios de comunicación independientes en sus países.

Los periodistas fueron destacados «por sus esfuerzos para salvaguardar la libertad de expresión, que es una condición previa para la democracia y la paz duradera», dijo la presidenta del comité Nobel, Berit Reiss-Andersen, en Oslo.

Ressa, de 58 años, experiodista de CNN y cofundadora de la página de información online Rappler, fue objeto en los últimos años de varias investigaciones, procesos judiciales y de un intenso ciberacoso, debido a sus publicaciones criticando al jefe de Estado, Rodrigo Duterte.

Por su parte, Muratov, de 59 años,  es uno de los fundadores y jefe de redacción del periódico ruso Novaya Gazeta, y «ha defendido desde hace décadas la libertad de expresión en Rusia en condiciones cada vez más difíciles», subrayó el jurado.

En 120 años de historia, el Nobel de la Paz nunca había reconocido la labor de una prensa independiente.

El premio, que consiste en un diploma, una medalla de oro y un cheque de 10 millones de coronas (980.000 euros), se entrega habitualmente el 10 de diciembre, fecha del aniversario de la muerte de Alfred Nobel (1833-1896).

El premio de la Paz es el único que se entrega en la capital noruega, luego los Nobel regresan a Estocolmo, donde el próximo lunes anunciarán para quién será el galardón de Economía.

Deja un comentario