BUENOS AIRES: UN KINESIÓLOGO ABUSÓ DE UNA PACIENTE EN ESTADO VEGETATIVO

Una cámara de seguridad delató al profesional que fue procesado y podría recibir una pena de cuatro a 10 años de prisión. Lo denunció el director de la clínica.

Un establecimiento médico de la localidad de William Morris, en Hurlingham, provincia de Buenos Aires, fue el escenario de un gravísimo caso de abuso sexual que se conoció en las últimas horas por el registro de una cámara de seguridad. La víctima es una mujer que se encuentra postrada en estado vegetativo.

El hecho que dejó a un médico kinesiólogo en medio de un escándalo ocurrió el pasado 30 de diciembre al mediodía en el centro de rehabilitación San Juan de Dios, ubicado sobre la avenida Pedro Díaz al 3.300.

La denuncia la realizó el propio director de la clínica, que no solo presentó el video grabado por la cámara sino también otras pruebas relevantes para poder avanzar rápidamente con la causa, indicó una fuente de la investigación al portal local Primer Plano.

La prueba del abuso

En la grabación que recibió la fiscal Marisa Monti de la UFI Nº 5 de Morón se puede ver claramente al kinesiólogo tocar en por lo menos cinco oportunidades los senos de la víctima, quien permanece inconsciente, con traqueostomía y sondas nasogástricas, después de que intentara quitarse la vida de un balazo en la cabeza.

Ante el evidente impedimento que tenía la joven para defenderse resulta todavía más indignante la puesta en escena del profesional que, mientras simulaba realizar su trabajo terapéutico, apagó las luces de la habitación, corrió las cortinas y abusó de ella.

La investigación sobre el kinesiólogo en Hurlingham

Con toda la evidencia reunida, la fiscal a cargo de la causa ordenó un allanamiento en el domicilio del acusado, Mariano Rafael Delgado, quien fue aprehendido y liberado poco después.

Es que para la Jueza de Garantías Laura Pinto, las pruebas son suficientes para llevar al kinesiólogo a juicio y no existen riesgos procesales, aunque interpuso una restricción de acercamiento a la víctima y a su familia.

Por otro lado, se espera la intervención del Colegio de Kinesiólogos para analizar la conducta del imputado.

Para denunciar casos de violencia de género o si conoces a alguien que está atravesando por una situación de violencia por motivos de género, se puede llamar al 144 (desde cualquier punto del país) o a la Línea 137, Guardia (362) – 4970852, o al CAVV (362) – 4747247. (desde cualquier punto de la provincia de Chaco). Las líneas son gratuitas. Se receptan denuncias las 24 horas. Quien se comunique puede solicitar reserva de su identidad.

Deja un comentario