MUNDIAL: SE USARÁ INTELIGENCIA ARTIFICIAL PARA DETECTAR EL OFFSIDE

Enviar mensajes, videos, reclamos al 3644404921 – 3644405972.

Comunícate a la radio al 3644688080. –

El Mundial de Qatar será particular por diversos motivos, pero uno de ellos será el desembarco con mayor potencia de la tecnología. FIFA culminó con sus pruebas al respecto y anunció formalmente que apelará a la “tecnología semiautomatizada” para poder detectar con mayor precisión y con velocidad los fuera de juego durante los partidos.

“El sistema ayudará a los equipos arbitrales de vídeo y a los árbitros sobre el terreno de juego a adoptar decisiones más rápidas, precisas y fiables”, explicaron sobre este método que viene como gran actualización del VAR, que tuvo su estreno formal durante la Copa del Mundo del 2018.

El sistema envía una advertencia automática a los integrantes del equipo arbitral por video y generará animaciones en tres dimensiones para mejorar la experiencia tanto de los fanáticos que estén en los estadios como aquellos de que estén siguiendo el encuentro por distintas plataformas.

“Doce cámaras instaladas bajo la cubierta del estadio captan los movimientos del balón y hasta 29 puntos de datos de cada jugador, 50 veces por segundo, para calcular sus posiciones exactas sobre el terreno de juego. Los 29 grupos de datos recopilados incluyen las extremidades y partes del cuerpo que se tienen en cuenta para señalar un fuera de juego”, detallaron desde el organismo.

La pelota oficial, que ya fue presentada en marzo, llevará en su interior un chip que permitirá mejorar la precisión en los offside. La unidad de medición inercial (IMU por sus siglas en inglés) es un sensor que está en el centro de la pelota y envía un “paquete de datos 500 veces por segundo a la sala de video”, potenciando la experiencia de los árbitros a la hora de analizar el momento exacto en el que el jugador golpeó el balón para calcular la posición de su compañero en el fuera de juego.

Este entrecruzamiento de datos entre el chip en la pelota y las cámaras ubicadas en el campo de juego que analizarán las extremidades disparará una alerta a las autoridades arbitrales si la inteligencia artificial detecta que hay una posición antirreglamentaria al momento que el otro jugador golpea el balón.

Lógicamente, antes de informar al árbitro principal los integrantes del VAR comprobarán manualmente por las pantallas la jugada como se hace actualmente en el VAR. Sin embargo, la tecnología les dará un aviso rápido para que el tiempo de análisis sea menor al de hoy en día. “Como dura muy pocos segundos, el proceso permite adoptar decisiones más rápidas y certeras”, aseguraron.

Si las autoridades arbitrales en la cabina del VAR y el juez del campo de juego confirman la decisión de esta tecnología semiautomatizada, los datos de posición que captó en esa jugada le permitirán generar una animación 3D que detallará “a la perfección” la posición de las partes del juego cuando se ejecuta el balón. La animación mostrará el offside desde los ángulos más claros y hasta será transmitida por los videomarcadores que hay en cada cancha.

FIFA seguirá probando este sistema en distintas competiciones en estos meses previos al inicio del Mundial, pautado para el 21 de noviembre. Sin embargo, las dos experiencias más significativas se desarrollaron durante la Copa Árabe 2021 y el Mundial de Clubes del 2021. La intención es seguir puliendo el sistema para implementar luego “un estándar para el uso de esta nueva herramienta en todo el mundo”.

Deja un comentario